Si lo que te apetece es desconectar de tu rutina diaria, un destino interesante que te recomendamos que visites es el Valle del Jalón, un precioso paraíso situado en plena Costa Blanca al norte de la provincia de Alicante. Sin duda, se trata de uno de los enclaves naturales con mayor encanto del Levante español.

Enmarcado entre las localidades de Jávea y Calpe, este pintoresco lugar a pocos kilómetros del Mediterráneo destaca por los impresionantes viñedos que podrás encontrar entre el mar y la montaña. Esto hace que sea una zona de exquisitos vinos y mistelas de elaboración propia.

No obstante, el Valle del Jalón es conocido sobre todo por las atractivas poblaciones costeras que podrás visitar, como Altea, Denia o Moraira, bañadas por preciosas playas de arena y calas escondidas bajo acantilados abruptos. Es una tierra de contrastes donde confluyen montañas, bosques, valles repletos de viñedos, ríos, arroyos y ramblas muy cercanas al litoral.

Un lugar ideal para practicar senderismo

La mejor manera de disfrutar de todos esos paisajes es practicando senderismo. Si te gusta estar en contacto directo con la naturaleza, te recomendamos que completes algunas de las inmensas rutas que podrás descubrir en esta zona levantina.

Las cascadas de Algar, el Parque de Montgó cercano a Jávea, el Barranco del Infierno, las montañas de piedra caliza de Marina Alta y las montañas del Coll de Rates son lugares en los que te sorprenderás por sus impresionantes vistas.

El Valle del Jalón es un enclave perfecto si lo que estás buscando es la combinación perfecta entre el turismo rural en plena naturaleza y el turismo de playa. Para disfrutar de la primera opción te recomendamos que visites preciosos pueblos como Orba, Alcalalí, Llíber y el propio Jalón, y si eres más de litoral, tendrás muy cerca la Costa Blanca para relajarte y descansar en tus vacaciones.